Google+ Followers

lunes, 7 de enero de 2013

Sorteos



Como cada año, cuando se acerca el sorteo del Niño o el de Navidad, se me ponen los pelos como escarpias sólo de pensar que me toca el Gordo. Buceo en mis memorias de cole monjil para encomendarme a todos los Santos, décimo en mano, y suplicar al Altísimos un pellizquito que me solucione la vida. Pero este año el pragmatismo me puede, y más cuando los niños de San Ildefonso cantaron en el ensayo general un número casi igualico que el mío...cochina suerte...este año ni la pedrea, ni de Navidad, ni el Niño, ni ná...ni las migas...

Y una, que es transléxica (“translado” las letras de sitio), y tanto dice Ildefonso como Idelfonso, se fija en esos angelitos cantarines. “Qué monos” pienso, y qué aplicados...me pregunto si los agraciados recompensan a estos ruiseñores con algún sobrecito con pasta, por aquello de haberles traído suerte y de regalarles el oído y el bolsillo con ese soniquete jovial...tal vez no es una mala opción...miro de reojo a Chuchi II, que juega feliz con sus cochecillos...el pobre no sabe contar hasta más de diez, pero por algo se empieza. Le llamo melosa para que venga: “a ver cariño, repite conmigo lo que mami cante...¡el uuuuuunoooo!”... me mira extrañado. “¡El dooooooos! ¡el treeeeeeeees! ¡el cuaaaaaaaatro!”. Su carita empieza a reflejar estupor en plan “mi madre se ha comido un trippie”.-”Ciiiiiiiincooooooo! ¡El seeeeeeeeis!”. Ahora sí que se está riendo en mi cara. “¡Venga hijo, va, dílo!”. Y entonces, me mira con esos ojos asombrados, enooooormes, y dice con una vocecilla de castrati que me tiene loquita: “helicóptebo”.

Jesusito de mi vida, prometo que el año que viene, si me toca, reparto.

1 comentario:

  1. Helicóptebo??....MUYFAN..love that chuchi ^^
    Te seguiré de cerca cool mum, unas lecciones de canapés chachis y de coolismo no me irán mal ;o)

    ResponderEliminar